“Los tiempos cambian y las personas también cambiamos. Pero hay hombres machistas que no cambian y repiten conductas violentas contra las mujeres. Una y otra vez, y otra. Los tiempos cambian, ¿y tú? Nuestras vidas dependen de ello”. Ése es el texto que se va reproduciendo progresivamente en pantalla, mientras progresa y degenera una historia de malos tratos. Frente a la violencia machista se plantea la necesidad de una denuncia compartida por toda la sociedad, “porque ya no es una cuestión privada”, ha destacado la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, al presentar la campaña dedicada al 25 de noviembre, Día internacional de la eliminación de la violencia hacia las mujeres.

Este año la Diputación de Cádiz, a través de su área de Igualdad, coordina la difusión de los mensajes de la campaña a la que se adhieren todas las diputaciones andaluzas y, a través de las corporaciones provinciales, los ayuntamientos. En los próximos días se difundirán en medios de comunicación y redes sociales, en diversos formatos, además de distribuir carteles. Sobre la fachada principal del Palacio Provincial ya se muestran lonas con datos que revelan la magnitud de la violencia de género. Diputación también colabora con las iniciativas planteadas por los ayuntamientos en un contexto condicionado por la pandemia y que obliga a una difusión mayoritaria de mensajes on line y una reducción de los actos presenciales. En la explicación de las motivaciones de la campaña Irene García ha estado acompañada por la responsable del área de Igualdad, Carmen Collado.

Irene García ha referido algunos datos oficiales para corroborar el alcance de una “lacra” ante “la que debe adoptarse una alerta social a todos los niveles”. En concreto, ha indicado que la mitad de las mujeres españolas a partir de 16 años ha sufrido violencia machista en algún momento de su vida, conforme publica la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer del año 2019. Lamenta además el ínfimo porcentaje de denuncias, apenas un 28 por de los casos, así como el agravamiento del problema desde la irrupción de la pandemia. La presidenta de Diputación ha reiterado que la desigualdad, también económica, es el sustrato de esta injusticia social; al respecto ha indicado que los últimos datos de desempleo de la provincia confirman que las mujeres conforman el 59% del paro registrado. Y hay otras cifras “que no soy muy partidaria de ofrecer, como sucede con el número de mujeres asesinadas, porque suelen incrementarse en muy breve plazo” (38 en el momento de la rueda de prensa).

Los más jóvenes son un público prioritario de esta campaña. En esta población abundan los denominados “micro-machismos, que no tienen por cierto nada de micro”, ha reflexionado Irene García quien ha alertado sobre “el riesgo de perpetuar roles de género discriminatorios entre la juventud”. Diputación, a través del área de Igualdad, desarrolla programas específicos para la comunidad educativa como es el caso del programa ‘Cuando el roce no hace el cariño’ que ha propiciado la realización de audiovisuales, por parte de alumnado de Secundaria, con los que se denuncian situaciones de violencia contra la mujer, a veces larvadas o latentes, y que terminarán por asomar en el futuro en forma de nuevas cifras de una vergonzosa estadística.

Vídeo de la campaña https://www.youtube.com/watch?v=JbYW5SqzRVI&feature=emb_logo