Concluye el año, y con él la programación 2020 del servicio de rehabilitación de Upacesur. Un año más, la organización ha contado con el apoyo de la Fundación Iberdrola España que, en esta ocasión, ha sido clave para procurar una atención adecuada y de calidad a sus usuarios/as. En un año marcado por la pandemia de coronavirus, el apoyo económico privado ha resultado vital para poder hacer frente a esta circunstancia en condiciones de seguridad. En este sentido, cabe señalar que las autoridades sociosanitarias han requerido la implementación, desde marzo pasado, de una ingente cantidad de medidas que han hecho elevar los gastos soportados por las organizaciones. Gracias a instituciones como la de la fundación en España de la compañía eléctrica, la entidad ha podido adaptar la atención a las necesidades y requerimientos del colectivo.

Casi un centenar de niños/as y jóvenes con Parálisis Cerebral y trastornos afines han sido atendidos por un equipo multidisciplinar compuesto por fisioterapeutas, psicólogos/as, psicopedagogos/as, pedagogos/as, logopedas o terapeuta ocupacional, tanto de manera presencial, cuando la situación lo ha permitido, como de manera domiciliaria y/o telemática, cuando las circunstancias lo han requerido. Fundamental ha sido la colaboración de los padres, madres y familiares para poder llevar a cabo, de manera tutorizada en casa, los tratamientos cuando se decretó el primer estado de alarma. Gracias a esta labor, se ha logrado estimular, potenciar, desarrollar y/o conservar las capacidades respetadas por la/s lesión/es cerebral/es de los/as usuarios/as del servicio.