El teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz, ha asistido hoy al inicio de los trabajos de demolición del edificio en estructura del fallido Palacio de Congresos situado en la unidad de ejecución 10.17 Cooperativa, que han comenzado su ejecución tal y como avanzó la semana pasada el Gobierno municipal.

Con estas obras, que tienen por objeto la demolición de una superficie construida de 17.235 metros cuadrados y de un volumen de 7.207 metros cúbicos, “asistimos al inicio de un nuevo proyecto para la ciudad consistente en cuatro actividades económicas que se instalarán en estos terrenos, una gasolinera, un supermercado, un hotel de tres estrellas y un aparcamiento en rotación, del que también se podrán beneficiar vecinos del entorno con precios asequibles, tal y como nos ha confirmado el promotor”, ha señalado el teniente de alcaldesa.

Durante su visita, Díaz ha subrayado que esta actuación evidencia “que el Gobierno de Mamen Sánchez está desbloqueando problemas históricos de Jerez, como es el caso de este edificio sin terminar”, cuya demolición supone la eliminación “de un vestigio de la época del llamado boom inmobiliario”, o de las obras inacabadas de la sede de la Jefatura de la Policía Local, que el Ayuntamiento tiene intención de retomar en próximas fechas después de aprobar recientemente el proyecto de terminación de los trabajos que quedaron pendientes.

Todo ello, se va a traducir, tal y como ha apuntado el teniente de alcaldesa, “en dinamismo económico y empleo”. La ciudad necesita buenas noticias, y esta demolición es ya una realidad, por lo que nos sentimos orgullosos y satisfechos y seguiremos trabajando en la misma línea para generar ilusión y generar condiciones favorables para atraer nuevas inversiones que contribuyan a la recuperación”.

Durante su visita a las obras, el teniente de alcaldesa ha comentado el inicio de los trabajos con responsables de la empresa encargada de su ejecución Construcciones y Excavaciones Erri-Berri, cuyo director técnico, Félix Azcona, ha explicado que “con una máquina de gran alcance, estamos comenzando la demolición del edificio de arriba hacia abajo, y de derecha a izquierda, respetando los sótanos del edificio, que en principio se van a mantener”. En cuanto a los plazos de la actuación, ha señalado que la obra tiene una duración estimada de tres meses, “si bien, intentaremos reducirla”.