- Advertisement -

El Ayuntamiento reconoce la labor empresarial de La Rosa de Oro

El Ayuntamiento continúa adelante con su campaña de apoyo y promoción del pequeño comercio de Jerez. Un respaldo municipal “al comercio de toda la vida, el que se queda en Jerez”, ha recordado la delegada de Turismo Comercio y Consumo. Isabel Gallardo ha visitado la pastelería La Rosa de Oro, una pequeña empresa jerezana nacida en 1928 y que tiene en su honor haber recibido un premio nacional del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. La delegada ha felicitado a la empresaria del comercio galardonado Coronación Andrés y a su hijo Daniel Jiménez, maestro obrador.

Isabel Gallardo ha reiterado que el Ayuntamiento quiere poner en valor la importancia que tiene el pequeño comercio, el de proximidad. “La Rosa de Oro es un comercio emblemático por múltiples razones. La primera razón es porque refleja toda la artesanía de nuestra tierra, lo que aquí se hace, se produce y se consumes es de Jerez”, ha afirmado. Pero también hay razones económicas “porque son empresarios que se quedan, llevan aquí en Jerez desde 1928. A pesar de lo que ha sucedido, esta empresa, con su esfuerzo, continúa en Jerez”, ha añadido.

La delegada municipal responsable de Comercio ha destacado la importancia del pequeño comercio para salir de la crisis económica y sanitaria. “Hay una tercera razón importante para alabar la labor de estos comercios, que son sus puertas abiertas, las que dan alegría a nuestra ciudad; un comercio que nos hace ser como somos. Desgraciadamente, la pandemia ha llevado a nuestras calles la tristeza con las persianas echadas. Este comercio es una alegría y como ciudadanos tenemos que consumir en este tipo de establecimientos porque son la vida de la ciudad”, ha enfatizado.

La empresaria Coronación Andrés ha reconocido que con esta crisis “salir adelante es difícil pero ahí estamos. A mi hijo le encanta la pastelería y seguimos”, ha comentado.

Daniel Jiménez es el maestro obrador de La Rosa de Oro y atesora numerosas recetas pero subraya que la principal es el trabajo, sobre todo, para ser reconocida entre miles de empresas a nivel nacional. “Recibir un galardón es una cuestión de trabajo, del día a día. La receta es el trabajo diario, el saber hacer, la ilusión, las ganas de hacer cosas y progresar. Con esa receta se consigue cualquier cosa”, afirma.

Related Articles

- Advertisement -

Ultimas noticias